Abuelita, ¡qué foto de perfil tan buena tienes!

abuelita
Foto tomada de Tumblr
Estaba Caperucita en el bosque, con la música de Spotify al máximo en los auriculares, cuando algo la detuvo de seguir avanzando. El leve silencio en la voz del cantante en sus oídos le indicó la llegada de una notificación en su móvil.

Como era difícil para ella caminar y mirar el celular a la vez, revisó en su canasta y sacó el teléfono para ver de qué se trataba. ¿Un nuevo mensaje? ¿La publicación de alguna nueva historia en Wattpad? ¿Un comentario de alguien en su Instagram? La letra «f» le indicó que se trataba de su red social más antigua. Y el contenido del aviso no parecía halagador.

«Abuelita ha comentado en tu publicación» decían las letras sobre la pantalla, con frialdad.

—Oh, no —murmuró ella, mientras tocaba dos veces con el pulgar el anuncio y la aplicación se abría arrojando un destello blanco sobre su rostro.

El horror.

La víctima había sido un meme, compartido desde una página que ni siquiera conocía. Un chiste sobre ir al gimnasio y la belleza interior que le había sacado una carcajada en el momento, pero luego había olvidado en su perfil. Y la abuela había ido a parar justo allí. Lo había leído, le había dado like y luego había comentado.

«Jajaja. Pero, ¿por qué dices eso?» era el comentario.

Y ella ni había pensado dos veces antes de compartir el chiste en su muro.

«No, abuela. Yo no lo dije».

Tuvo que explicarlo. Explicar el chiste. Y luego sentirse avergonzada, porque ni siquiera estaba del todo de acuerdo con lo que decía. Porque para eso eran los chistes, para un rato nada más.

Y la abuela se lo había tomado en serio.

Caperucita se lo pensaría muy bien en el futuro. O abriría una cuenta paralela para sus ñoñadas.




+++

Historia real. Un comentario de lo más inocente de mi tía abuela en mi perfil de facebook, por un chiste que ni me acordaba que había compartido. Me dio ternura.

Comentarios

  1. Sospecho que esa moderna Caperucita tiene algún cargador en la canasta, para no quedarse sin baterías.

    ResponderEliminar
  2. Ok estubo muy divertido este relato,por fin nos toca estar juntas en blogs colaborativos,ya tengo la primera parte del escrito ,donde se involucra 2 personajes q me apasionan pero aún no te diré quienes son para q sea sorpresa, el relato se llama CORAZÓN DEL MAR ,estamos en contacto y saluditos y buena vibra 😊

    ResponderEliminar
  3. que divertido!! me ha parecido muy original!! un beso

    ResponderEliminar
  4. Pero, vamos, Caperucita, que teniendo a tu abuela en FB era de esperarse que algo así pasara tarde o temprano (?).

    ¡Hola!

    Sí que causa ternura, me ha gustado un montón. Definitivamente, el cuento sería muy, muy distinto si la Caperucita hubiera tenido Google Maps lol.

    La tecnología es maravillosa XD.

    Nos leemos, saludos~.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! ¡Qué divertido! La verdad es que me ha recordado a mi madre xD las veces que me habré comido un sermón por cosas así XD

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué divertido! Ya con el título esperaba reírme,pero has conseguido sacarme carcajadas.

    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  7. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    me ha parecido un relato buenisimo me ha gustado como haz mezclado el cuento con realidad y tiempos actuales.

    si fue una historia real que mala suerte :c a mi nunca me ha pasado nada similar con algún familiar.


    espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
  8. Pero que guay se te ha quedado! Puff a mí me pasa eso SIEMPRE, publico cosas en mi facebook que mi familia comenta y oh dios, simplemente borro esos comentarios porque no se enteran una p*** mierda de nada nano. Que pesaos xd

    ResponderEliminar
  9. Jajaja Qué buena historia ^^ Gracias por compartirla <3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario