El ojo, Vladimir Nabokov

Título: El ojo
Título original: Соглядатай
Autor: Vladimir Nabokov
Editorial: Anagrama
Año publicación: 1965
Género: Misterio. Nouvelle.
Sinopsis: Una extraña historia situada en el ambiente típico de las primeras novelas de Nabokov, el universo cerrado de la emigración rusa en la Alemania prehitleriana. En medio de esta burguesía ilustrada y expatriada, Smurov, el protagonista de la historia y suicida frustrado, es unas veces espía bolchevique y otras héroe de la guerra civil; enamorado sin fortuna un día y homosexual al día siguiente. De modo que, sobre una base de novela de misterio (en la que sobresalen dos escenas memorables, excelsamente nabokovianas: la del librero Weinstock invocando a los espíritus de Mahoma, César, Pushkin y Lenin, y el desgarrador y sospechoso relato de Smurov acerca de su huida de Rusia), Nabokov constituye una narración que va mucho más lejos, porque el enigma a desvelar es el de una identidad capaz de mudar de color con la misma frecuencia que un camaleón. Orgía de la confusión, baile de las identidades, celebración del guiño, El ojo es una inquietante y deliciosa novela corta de Nabokov.


Opinión personal: Empiezo el fin de semana largo con la reseña de un libro que leí hace pocos días, a pesar de que tengo pendientes otras reseñas. Es que esta mini novela me gustó tanto que no pude contenerme, tenía que dejar mis impresiones antes de que se me pase este ataque fangirl. Desde la lectura de Lolita, el autor me atrapó con su estilo de escritura, tan lleno de contrastes entre lo hermoso y lo crudo, lo irónico. Este libro es anterior, al parecer está influido por la experiencia personal de Nabokov como refugiado, pero lo que va ocurriendo tiene matices paranormales y de misterio, casi policial. 

Nos encontramos con un protagonista sin nombre, alguien cuya vida es anodina tirando a deprimente y una mala elección amorosa desencadena una serie de problemas que prácticamente terminan en desgracia. Lo interesante es que, llegados a ese punto, vemos que las cosas se ponen de cabeza y entran en escena una serie de nuevos personajes, todos observados desde afuera por el protagonista, luego de su incidente. El centro de la atención es Smurov, un joven rodeado de misterios, y Vanya, una joven de la cual ambos (protagonista y Smurov) están enamorados. Cierto desliz en una anécdota de Smurov siembra la duda sobre su verdadera identidad, la cual parece malinterpretada por cada uno de los que aparecen en la historia, como reflejando en éste sus propios miedos o deseos. Este triángulo amoroso se vuelve más confuso, hasta que la resolución vuelve a ponernos de cabeza otra vez.

Lo interesante es el desafío que propone el autor desde el prólogo: ¿cuánto tardará el lector en descubrir la respuesta al principal misterio? Mientras iba avanzando, me fui haciendo diversas hipótesis según el juego de espejos en el que me metía la narración. Ha sido emocionante dar con la verdad al final y saber que había dado en el clavo, aunque no estaba convencida del todo (hay dos ideas muy fuertes que bien podrían ser ciertas en gran parte de la historia). Me hubiera gustado aún más que ambas posibilidades se entremezclaran, pero he disfrutado muchísimo con la lectura. 

Quiero leer más cosas del autor. Y si fuesen con esta misma estructura de competencia por desvelar un misterio, mejor aún.

Calificación: 

Apto para: Amantes del misterio. Lecturas entre lecturas (es corto y se lee con facilidad). 
No apto para: Aquellos que se rinden con rapidez frente a escenas confusas. 
Dulzura: El ojo. Pobrecito.
Acción: El marido de Matilda. 
Sangre: Sí, en dos momentos puntuales.
Sexo: Es que este Smurov es un pillín.

(Aviso: No pongo más puntaje en números. Si lo terminé de leer es porque lo disfruté. Los que no termine irán en otra sección.)

Comentarios

  1. ¡Hola, hola! Me apunto este título que desconocía de Nabokov, tiene muy buena pinta *-*. ¡Gracias por la reseña! Este tipo de obras me encantan.

    Saludos <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me gustó mucho Lolita aunque algunas veces se me hizo un poco cuesta arriba, pero no descarto volver a probar algo del autor y me has dejado con curiosidad después de leer tu reseña.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Nabokov es uno de esas ausencias imperdonables de mi biblioteca. No conocía este título, que pasa a formar parte de mi eterna wishlist porque, según tu descripción, es el tipo de lectura que me gusta :DDD

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Este no es para nada de mi estilo así que no creo que vaya a leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario