Preguntas de una lectora - Especial San Valentín

¡Feliz San Valentín a todos! Espero que pasen un día precioso, con sus parejas o sus amigos.
En estos días me han asaltado un par de dudas, a partir de la lectura de algunas historias. Voy a ir presentándolas, por temáticas o géneros. Y como estamos en el día del amorrr (San Valentín es todo el año, diría mi abuela), voy a inaugurar con el romántico. Ustedes pensarán que he venido a reírme de algún libro de autor amateur, o que tengo algo en contra de géneros con menos "prestigio" como son la romántica o el detectivesco. Si conocen de algo este blog, sabrán que no hay nada que me guste más que leer a nuevos autores y despacharme de vez en cuando una tórrida historia de amor sudoroso. Así que volvamos a mis preguntas. Porque han surgido a partir de libros publicados en grandes editoriales y en temáticas diversas. Se han ido acumulando en mi cabecita. Me han hecho pensar que soy quisquillosa con mis amados personajes. Así que creo que es mejor que las comparta con ustedes. Aquí van:


Preguntas de una lectora en San Valentín 
(La mayoría son preguntas sin respuesta, así que no se enojen si esto se identifica con alguno de sus libros favoritos. Esto es por fines de entretenimiento.)

♦ ¿Cómo hacen los personajes para recordar todos y cada uno de los diálogos que tuvieron en la historia que están contando?
Es que, con los narradores en primera persona, siempre me asombro de todos los detalles que pueden contar sobre lo que vieron en el camino al colegio de la mañana del primer capítulo. Y hacen memoria de las miraditas de las porristas odiosas en el pasillo de los lockers. ¿Cómo hacen, si yo a veces hasta me olvido de mi contraseña del correo?
Memoria fotográfica de la buena xD

♦ ¿Cómo es que los protagonistas terminan de novios, la amiga de ella y el amigo de él también, incluyendo los vecinos, el perro y hasta los empleados? 
No solo están ahí para poner el hombro y escuchar las lacrimosas historias de amor. También tienen sus propias vidas, deseos e intereses. A veces me acuerdo de esa escena de Marge Simpson enloqueciendo y declarando "no hemos casado al perro y el gato, están viviendo en pecado". 

♦ Narrador en primera persona: Sabe muy bien sus propios sentimientos, puede darnos detalles de sus acciones y... oh, sorpresa: también de las de sus amigos, sus enemigos y los secundarios. Aun cuando ella no está presente.
He leído algún sentimiento ajeno, incluso, en palabras de una protagonista por ahí. ¿Cómo lo hacen? ¿Tienen la bola de cristal? ¡Yo la quiero!

♦ Escáner de apariencia cada vez que entra un nuevo personaje: el color de sus ojos, los músculos debajo de su camiseta, el perfume que usa, la marca de la mencionada camiseta y, de paso, de sus jeans y sus zapatos.
Marcas, marcas por todas partes.
Creo que dice más del personaje que lo describe el notar todos esos detalles, que del personaje descripto. He leído hasta modelos de auto, con año y todo, marcas de soda favorita y de comida chatarra. ¿Quién dijo product placement? Yo veo entrar a un tipo musculoso y, a menos que traiga un cartel publicitario, lo que menos hago es pensar en sus zapatos. Eso dice algo de mí también, me parece. Auch.

♦ Seducción: Vida real versus Escena de libro
Escena de libro: Chico pone a chica contra la pared con brusquedad. Le habla nariz a nariz en voz bien baja. Está enojado. Es sexy. Más tarde estarán haciendo cochinadas contra esa misma pared.
Vida real: Chico pone a chica contra la pared con brusquedad. Le habla nariz a nariz en voz bien baja. Está enojado. Y apenas la conoce, ¿qué le pasa? La policía llega por el aviso de un transeúnte. Más tarde él estará en la comisaría dando explicaciones y tal vez pase la noche a la sombra, mientras le buscan antecedentes. Luego lo dejarán ir con una advertencia. Y ella habrá tenido tiempo de sacar una orden de restricción.


Sí, Rick, para mí también sos perfecto.
♦ Declaración: Vida real versus Escena de libro
Escena de libro: Chica se baja del avión para ir a buscar a chico y decirle que realmente lo amó todos esos años. Él llora de felicidad, ya la daba por perdida. De paso, es su jefe y le dice que su puesto de trabajo sigue ahí para ella. Se abrazan y terminan besándose entre aplausos del resto del personal. 
Vida real: Chica se baja del avión para ir a buscar a chico y decirle que realmente lo amó todos esos años. Los de seguridad del aeropuerto la retienen por doce horas por considerar su actitud sospechosa (lleva una enorme mochila, OMG) y, tras un terrible interrogatorio, la sueltan de mala gana. Corre a casa de chico y se pone debajo de su ventana a gritarle sus sentimientos. Él sale, enojado, lo ha despertado y mañana debe madrugar. Le dice que bien podría haberle llamado por teléfono al llegar a su nuevo hogar y que lo lamenta, pero su puesto ya no está disponible desde hace casi una semana, cuando ella hizo el aviso de que se marchaba. Ella termina abrazada a un oso de peluche, en un hotel barato, mientras espera que no la hayan vetado en el aeropuerto para volver a marcharse al día siguiente. 

Esto sería todo. Podría poner varias más, como la chica que deja de ir a su trabajo por culpa de un corazón roto, o el chico que nunca tocará a otra mujer ni bajo sustancias altamente tóxicas pero cae en la trampa del sedante de la villana. Igual, estas son cosas muy pequeñitas en comparación con todos los buenos detalles que tienen los libros del género romántico. Y los hay muy buenos, por suerte. Hay autoras noveles que realmente se están jugando con situaciones realistas y personajes con los que todos podemos identificarnos de verdad. O finales sensatos a situaciones insensatas. Esos son de los mejores. Creo que soy una romántica incurable, en la vida y en mis elecciones lectoras, así que voy a seguir leyendo historias de amor que valgan la pena y a recomendarlas a gritos por aquí. 

Así que, díganme, ¿soy una loca quisquillosa, o tengo algo de razón y ustedes también se han hecho estas preguntas mientras leían? ¿Serán las dos cosas a la vez? ¿Tienen otras preguntas para hacer? Pronto voy a sacar las preguntas de otros géneros, lo prometo. 
Que tengan un muy feliz San Valentín.

Comentarios

  1. ¡Buf! Pero qué razón tienes, Cyn. Yo no recuerdo si me habré hecho en algún momento esas preguntas, pero ahora que las leo me recuerdan sobre todo a escenas de películas románticas y a algunos libros o historias (sobre todo historias de wattpad xD) que tienen situaciones así. A mí en la vida se me ocurriría que mis protagonistas, con solo mirar a otra persona, supieran hasta la marca de coche que conducen. Eso es muy surrealista xD.

    Lo de la seducción me hizo mucha gracia. Es tan real lo que dices que no pude evitar reírme un poco jajaja. La verdad es que si un desconocido me acorrala de esa forma contra la pared pasaría mucho miedo por muy sexy y guapo que fuera.

    No creo que seas la única quisquillosa. Yo intento dotar a mis historias de algo de credibilidad, aunque con algunos toques de ficción que sabes que en la vida real puede no ocurrir ;)

    Creo que eso es todo lo que tenía que decir jeje.

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estas cosas las he visto en libros de editorial, donde se supone que le pagan a alguien para que lea y se fije en corregir esos errores. Será que nosotros podemos ver eso y corregirlo de entrada, es la ventaja de ser lectoras y conocer bien nuestro género favorito.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola!!!
    Jajaja que entrada tan más divertida y real, son dudas que todo lector se ha planteado una vez.
    Yo siempre he tenido una duda (tal vez no va tanto con el romance, pero equis): ¿cómo es que cuenta la historia el protagonista en primera persona si al final muere? Acaso está en modo fantasma, escribió un diario hasta un segundo antes de morir, no sé, es tan misterioso.
    Muy buena entrada, me hizo reír bastante.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡es cierto! Voy a guardarla para cuando llegue el turno del misterio, o de los finales trágicos, y te daré el crédito, por supuesto.

      Eliminar
  3. Creo que por cosas como estas me encanta leer más géneros y mi blog no es sólo de reseñas de literatura romántica.
    A veces pienso que los escritores de romántica son los descendientes directos de Disney con su exaltación del Principe Azul... buscan la infelicidad entre las parejas, el que leas en la cama antes de dormir y tras una de esas escenazas mires a tu lado y te plantees "¿Por qué a mi no me pasan nunca estas cosas... lo nuestro no será amor?"
    En fin.... señores y señoras escritoras de romántica, basta de tópicos típicos... los príncipes azules destiñen a veces.
    Me encanto la entrada :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vendrán más preguntas de otros géneros :P Lo prometo.
      Y muchas gracias por pasar por acá de nuevo ♥

      Eliminar
  4. Jajajajajaja, mierda creo que tengo mucho que corregir en mis novelas xDDD Ahora mismo estoy en medio de un capítulo en el que quiero darle más protagonismo a un personaje, pero la historia la estoy contando en tercera persona, así que no sé cómo hacer para que ocurra, salvo con un diálogo con la protagonista xDD

    Un besote guapa ^^

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la entrada jajaja yo también quiero una bola de cristal de esas xD si la encuentras me avisas porque estaría bien saber qué piensan los demás jaja
    Y la escena libro vs realidad ha sido muy chistosa jaja
    Y sí, si ves a alguien atractivo te fijas en su mirada, en su sonrisa, en su pelo... no en los zapatos jaja y a mi que no me hablen de coches que no tengo ni idea jaja
    Qué genial, lo que me he reído con esta entrada xD
    ¡Un besazooooooooo!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, es curioso las cosas que se te pueden ocurrir, pero muy ciertas, sobre todo lo de las situaciones de la vida real frente a las literarias.
    Lo del narrador en primera persona es un estilo muy cercano y directo, pero también lleno de restricciones, por eso me gusta más el de tercera persona, que es más libre.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario