Octubre hechizado: Consigna Nº 4: ¡A la hoguera!

consigna a la hoguera¡Feliz sábado, lectores! Qué hermoso es el fin de semana, cada vez parece más corto, y yo con tanto para leer. En fin: ha llegado la hora de ponerme con la cuarta consigna de mi sección del mes temático en el blog. Es que este es el Mes de las brujas en El fantasma en mi tintero, mi excusa para leer sin parar la Serie de las brujas del Mundodisco de Pratchett, y sacar de mi lista de pendientes a un par de libros relacionados con el terror. Hoy voy a responder a mi cuarta auto-pregunta del reto y toca ponerme en criticona, lo cual es mi especialidad, ejem... Aquí voy:


¡A la hoguera!: Cinco cosas molestas del género paranormal en la literatura, la tv y el cine

Si bien lo que más he estado leyendo durante este mes ha sido fantasía, voy a centrarme en lo paranormal porque todavía me quedan un par de libros antes de terminar el mes y todo el tema brujeril suele estar más relacionado con este género. Que conste que voy a hablar en general, esto no es sobre los libros reseñados este mes (por suerte), sino las razones por las que evito estos libros. 50% prejuicios, 50% experiencia:

1- Mary Sues: "La vida de Fulanita Pérez era de lo más normal, hasta que le cayó
Mary Sue
Nadie lo hubiera definido mejor
del cielo una piedra y ahora es la más poderosa del mundo mundial." "Menganita Dolores del Valle era una chica no muy agraciada, pero tampoco lo que se dice muy fea. Iba a la preparatoria, era muy nerd y los chicos la ignoraban, hasta que descubrió ser la Elegida de la Profecía del Anacardo Salvaje y ahora todos los chicos de este mundo y el Más Allá se pelean por su amor." Las protagonistas de este género suelen ser los más típicos casos de chica normal que descubre un día que es totalmente perfecta. Me dan repelús. Y no del que quisiera sentir cuando leo una historia de fantasmas. 


2- El vampiro sexy, el licántropo sexy, el fantasma sexy, el zombie sexy: El origen de estos personajes, los mitos de los cuales salieron, tenían un simbolismo. Un significado. La oscuridad, lo misterioso, lo indeseable de la naturaleza humana. ¿Por qué ahora todos parecen salidos de pasarelas, se miran al espejo más que yo (incluso los vampiros, por Loki, se peinan demasiado bien para no poder reflejarse en ellos) y manejan coches último modelo? ¿Qué pasó con los cementerios, los ataúdes, las maldiciones?

3- ¿A quién le importa salvar el mundo? ¡No me quiten a mi hombre!: Un día, mientras miraba cierta serie de tv que no voy a nombrar para que no me despellejen viva las fans, me di cuenta de que a nadie le importaba el daño que hacían los hechizos de ciertas brujas, o lo que significaba tener enfrente a ciertos seres mitológicos. El verdadero peligro era que a la protagonista la alejaran del amor del chico de turno (que ni siquiera era el mismo que a la temporada siguiente). Ya no había acción, no había adrenalina. Las telenovelas de la tarde que miraba mi abuelita eran más interesantes. Desde entonces, los resúmenes confusos de la publicidad de cada capítulo son lo único que he vuelto a mirar. Y no me arrepiento.


vampiros
Yo soy muy fan de Blade, lo siento
4- Llegados a cierto punto, nos olvidamos de qué nos había traído hasta aquí: Todos amamos las sagas de libros. A todos nos engancha alguna serie interminable. Pero, a la decimoquinta temporada, ya ni los autores se acuerdan de qué se trataba el conflicto principal y todo gira en torno a algún conflicto insulso que se mantiene más por inercia que por su importancia. Relleno del relleno, para pasar a más relleno. 

5- Tanto mito, tanta sabiduría popular, y lo único que tienen los personajes de raro son los nombres: El título incluye alguna palabra que indica peligro, la sinopsis habla de algo relacionado a historias antiguas que ya conocemos por su oscuridad (ya sabemos que en cualquier mitología los dioses tenían hijos con medio mundo, asesinaban a buena parte de la otra mitad, luego inventaban curiosos castigos para el resto). Uno se entusiasma si le prometen algo así. Luego, al abrir la primera página, Afrodita resulta ser una adolescente que lee mucho, sueña con unicornios rosados y Ares es el mejor basquetbolista de la escuela. Para eso, podrían haberse llamado Pepita y Juancito en la carroza rosada del Baile de Fin de Curso. Digo, para que luego no sienta que me quitaron el dinero a mano armada. Pero será que yo soy muy amargada. No me hagan caso si digo que podrían haberse equivocado de género al ponerlos en la librería.


Sé que en muchos casos esto no se cumple, pero es que de chica me encantaban las historias de fantasmas, amaba las de vampiros y buscaba las que estuvieran relacionadas en la tele, el cine y los libros, hasta que me decepcioné de la forma más horrible. Reconozco que por mucho tiempo he huido de estas historias, como de la peste. Ahora estoy regresando y afinando el paladar, seleccionando con más cuidado, es cierto que en todos los géneros se repiten buena parte de estas cosas que he mencionado (y, lo lamento, pero gran parte de esto es en la literatura juvenil y las series del cable) pero quiero creer que no es la norma. 
Ya la próxima semana viene el turno de las cosas buenas, lo prometo.

¿Y ustedes? ¿Hay algo que no les guste de las historias sobrenaturales que han leído? ¿Tienen algún prejuicio (fundado o infundado) con el género? Si tienen recomendaciones de buenos libros, series y películas, ya saben que siempre estoy atenta a las sugerencias.
¡Buen fin de semana!

Comentarios

  1. A mí me encantan las historias con espíritus y ahora me he aficionado a las historias de vampiros. Me encantan las historias con hechos sobrenaturales!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Cyn! La verdad es que suelo leer pocos libros sobrenaturales porque me gustan más los de fantasía, además de que no soy muy fan del terror... Sin embargo, creo que en su momento leí un libro de este estilo (yo sé que aparecían demonios y algo así como hechiceros) y no me decepcionó porque no era de los típicos. Ni siquiera aparecen historias amorosas y hay bastante acción (aunque no pude con el segundo libro xD)... Pero si hablo de las historias de vampiros, sí que creo que se ha perdido la esencia (y creo que sabes a qué título en especial me refiero). Yo, de hecho, cuando empecé a escribir mi novela de vampiros (que dejé de escribir por falta de motivación) tenía muy claro que no quería unos vampiros sosos ni poco violentos. Los vampiros se alimentan, eso siempre ha sido así, y era lo que quería mostrar. Es una pena que no pudiera escribir más >.< (también tengo otra novela mucho más oscura en mente, pero para esa aún tengo que reunir documentación y esas cositas).

    En fin, yo últimamente no busco mucho este tipo de novelas porque prefiero leer algo bueno sobre fantasía o novelas románticas; pero entiendo cómo te sientes. Pocas veces me he decepcionado con libros, pero cuando eso pasa tiendo a dejarlos de lado y no volverlos a tocar.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos nos ha pasado de escribir algo así, en especial cuando empezamos (y en mi caso, no hace mucho, ejem), pero una cosa es hacerlo por diversión y la otra es salir a cobrarle a la gente por leer eso xD Hay lectores para todo, eso también es verdad. Pero yo he puesto más filtros a la hora de elegir mis lecturas, por las dudas.
      ¡Besos y bienvenida de vuelta!

      Eliminar
  3. ¡Hola! No he podido dejar de sentirme identificada en toda la entrada, me pasa exactamente igual, aunque lo mío más que con libros es con series o películas. Nos ponen un trailer con mucha sangre y acción y parece que es de esas series que te enganchan desde el minuto cero y empiezas a verla. Así me pasó con True Blood que al principio era magnífica con mucha sangre y tripas y un guión buenísimo. Y acabó en caca de la vaca de tantas temporadas que hicieron y al final todo se centró en un triángulo amoroso imposible que el espectador ya no aguantaba. Una decepción.

    Aunque cuando me encuentro con una serie del estilo no tengo ningún filtro, me lanzo a la piscina y ya veremos qué pasa. Porque tampoco puedo juzgar una serie por el trailer o el capítulo piloto.

    Fdo: La Elegida de la Profecía del Anacardo Salvaje.

    XOXO!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa! Pues coincidimos en varios de esos puntos ^^
    <3

    ResponderEliminar
  5. Has dado en el clavo con estos clichés, por desgracia, tan de moda. Con los que más estoy de acuerdo o más me irritan son el 1 y el 2, huyo de ese tipo de personajes como de la peste. Creo que Crepúsculo ha hecho mucho daño al género.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Cyn! ^^

    Sí, lo sé, lo sé... Hace mucho que no me paso por aquí, ¡lo siento muchísimo! >.< Me encantan las entradas de este mes :) Esta entrada en concreto me ha parecido de lo más original y, oye, toda la razón :) La primera característica o el primer apartado es en el que más razón te doy. Quiero decir: es realmente odioso empezar un libro con el típico protagonista o la típica protagonista que si es más perfect@ no nace. En serio: odioso. Y son las cosas que tú dices: sabe un montón de lenguas, es lo más arrebatadoramente hermoso que hay en el mundo... pero, ¡oye!, de un día para otro, que tres días antes era una persona del montón xD En fin. Muy creíble, claro que sí.
    Sobre los seres sobrenaturales que se han convertido en lo más parecido a la perfección... Pues sí, toda la razón. Recuerdo que cuando leí la archiconocida saga "Crepúsculo" flipaba. Vamos a ver, ¿cuándo se ha visto un vampiro que cuando sale a la luz del Sol brilla, por el amor de Dios? Supongo que mi opinión está muy condicionada por el hecho de que no me gustó nada la saga - entre otras cosas por los personajes -.
    No quiero ser hipócrita: leo ese tipo de libros y veo las series. Sin ir más lejos, "Crónicas vampíricas" es una serie que me encanta y cumple con unos cuantos requisitos de la lista. Lo mismo para mi querida saga "Vanir", de Lena Valenti. Son libros maravillosos, pero los personajes es que no pueden ser más guapos, en serio ^^"
    Así que sí: creo que tienes la razón, pero aún así yo leo y veo ese tipo de cosas jajajajaja
    Una entrada genial, como siempre :D
    ¡Un besazo muy grande y que pases un buenísimo fin de semana! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario