Iris

Desafío: Dos ceros (Reivindicando Blogger)
Lista de participantes y sus relatos: Aquí
Conteo de palabras: 498
Frase elegida: «La desdicha es muy variada. La desgracia cunde con las más diversas formas en la tierra. Desplegada por el ancho horizonte, como el arco iris, sus colores son tan variados como los de éste, a la vez tan distintos y tan íntimamente unidos». – Edgar Allan Poe.

Iris

Todavía recuerdo el día que descubrimos aquella mancha roja en el horizonte.
Avanzaba con lentitud, borrando todo a su paso. Jamás se había visto una plaga de langostas de esta magnitud o peligrosidad. Esa cosa devoró a todo ser vivo que encontró. Los que tuvimos la suerte de encontrar refugio, debimos arreglárnoslas para no morir de inanición, de sed o por la mano de otros humanos. La ciudad se cubrió de rojo.
Días después, las primeras señales de calma nos hicieron salir.
Nadie supo lo que había ocurrido, tampoco hubo tiempo de reflexionar o de buscar culpables.
Apenas pisé con desconfianza el suelo ensangrentado del exterior de casa, escuché los gritos de horror. Otra nube, esta vez anaranjada, venía por nosotros. Si alguien se detuvo a admirar la belleza de aquella ola o a intentar discernir qué clase de bichos eran, nunca tuvo oportunidad de transmitirlo. Y lo lamentable es que la desgracia no solo viene de afuera, de lo desconocido. Imagino que el tumulto volvió a cobrarse sus propias víctimas, junto con el egoísmo y la torpeza de los que intentaban salvarse.
Yo me puse a resguardo, solo para escuchar el zumbido incesante de la muerte por tres días más. Fui de los pocos que se atrevió a volver a poner un pie afuera, por lo que fui testigo de la llegada de la nube amarilla. El millar de aleteos golpeaba mis ventanas tapiadas y me persiguió en pesadillas durante la semana que duró. Para entonces, las comunicaciones ya habían cesado. No hubo antena, ni cableado, que resistiera semejante desastre aéreo. El silencio, la oscuridad y la soledad entre estos muros me llevaron a esperar afuera, junto con muchos otros, la próxima tonalidad en el horizonte. Pude dar la bienvenida a dos plagas más, una verde, la otra de un celeste intenso, antes de perder las esperanzas. Me sumergí en el negro de mi habitación mientras, en el exterior, alguien gritaba extasiado el nombre del siguiente color —azul— y se entregaba a su final.
Por lo que supe, el púrpura se llevó a muchos más, algunos días después. Y el silencio me sorprendió en medio de mi negrura, esperanzado. Sin embargo, cuando ya pensaba que todo había terminado, los alaridos de los primeros curiosos destrozaron lo último que quedaba de mi fuerza de voluntad. Por lo que pude oír, el azul había regresado. Porque tenía que seguir el ciclo. Debía ir en inversa, esta vez.
Ya había acabado todas mis reservas, había tocado fondo comiéndome hasta la última cucaracha; no importaba mientras supiera que habría un final. Ahora lo sabía. En mi locura, algo me dijo que al final tendría que ir a buscarlo. Así, quité los muebles del camino, arranqué las tablas de madera sobre las ventanas y dejé entrar al sol. Luz, por fin. La marea azulada se abrió paso de inmediato para llenar cada espacio, pero yo solo me concentré en el resplandor que bañó la habitación. Y me dejé llevar hacia el blanco.

Comentarios

  1. Buah. Creía que era casi imposible escribir una historia en menos de quinientas palabras, pero ¡oh! de nuevo me has sorprendido. Tú lo has conseguido. Escribes de maravilla. Cuando empiezo a leer algo tuyo soy incapaz de parar. Para mí esto que has escrito me ha llegado mucho más que novelas de trescientas páginas, tiene una chispa, un brillo, un... oh. Es perfecto.

    ¡Muchas gracias y un beso!
    Étincelle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por pasar a leer! Me alegra mucho que te haya gustado.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Sencillamente hermoso y desgarrador. Me ha impresionado muchísimo, Cyn. Gracias por escribir esta pequeña maravilla.
    He podido ver cada uno de los colores de la muerte en mi mente y ha sido una imagen devastadora. Increíble, de verdad.
    Un beso,
    C.

    ResponderEliminar
  3. Ha sido precioso, Cynthia, me ha encantado. Nunca los colores me parecieron tan amenazantes, y creo que la idea de las plagas es brutal. El final me ha gustado mucho, el continuo uso del cromatismo como punto de mira... Ah, grandioso, de verdad. Enhorabuena :)

    Un frío beso,

    Emily

    ResponderEliminar
  4. Cyn, me ha encantado, de verdad te lo digo. Las historias apocalípticas siempre captan mi atención, pero la tuya, usando los colores del arcoiris, la desgracia de la que hablaba Poe en su frase... no me lo esperaba. Me has sorprendido mucho, y en menos de 500 palabras, captas muy bien la angustia y me has llevado a imaginar cada plaga, cada color. Un momento de luz y vuelta a la oscuridad. Muy original.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo terminé tenía casi 600 palabras xD Me costó horrores resumirlo, así que me alegra que te haya gustado. ¡Besos!

      Eliminar
  5. Cynthia, me ha encantado el relato. Creo que has sabido plasmar muy bien lo que quería Poe. Muy interesante, la verdad. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pone muy contenta lo que has dicho, ahora creo que voy a tener que buscar el contexto original de la frase para ver si no la he cagado mucho xD Gracias por pasar.
      Beso.

      Eliminar
  6. ¿Me crees si te digo que me he acojonado? Ja, ja, ja. Ha sido genial, y creo sinceramente que has plasmado la cita a la perfección.

    Un saludo, Vic desde smoking-crayons.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Qué bueno, entonces, es la primera vez que escribo algo así y creo que me quedaron ganas de hacer más, jaja. Muchas gracias por venir a leer.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Increible... jamas hubiera asociado algo tan bonito como el arco iris a algo tan debastador como una sucesión de mortiferas plagas. Excelente combinación, muy intenso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Un apocalipsis de colores... perturbador. Ya no voy a poder ver el arco iris de la misma manera XD

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Cyn!

    ¿Recuerdas que hace tiempo te apuntaste a la iniciativa Sueños en papel? ¡Pues ya he publicado la reseña en el blog. ¡Lo siento por haber tardado tanto! Espero que te guste :)

    http://devoramundos.blogspot.com.es/2015/08/suenos-en-papel-iii-paradoja.html

    PD: Lo siento por ponertelo aqui, no sabia por donde más podia contactar contigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uh, como no tuve más noticias tuyas pensé que había quedado suspendida la lectura, luego yo suspendí la historia y cambié hasta la url del blog, mil disculpas si eso entorpeció las cosas T_T Gracias por la publicación ♥

      Eliminar
  10. ¡Nunca se me habría ocurrido! Mezclar las plagas con el arco iris. ¡Fiel a la cita del todo! ¡Felicidades por este gran trabajo! Me encantó.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario