1984, George Orwell

Título: 1984
Título original: Nineteen Eighty Four
Autor: George Orwell
Editorial: Centro Editor de Cultura
Año publicación: 1949
Género: Distopía. 
Sinopsis: (La edición que leí no tenía ninguna, pero me pareció un despropósito no poner ninguna, así que esta la tomé de la web:) En el año 1984, Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos... hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete. «Desde El proceso de Kafka ninguna obra fantástica ha alcanzado el horror lógico de 1984.» Arthur Koestler


Opinión personal: En mi nueva maratón de entradas programadas, traigo esta reseña de una lectura que hice de forma bastante lenta y sin embargo disfruté muchísimo. Antes que nada, pido disculpas por no pasar por sus blogs a responder mensajes ni dar explicaciones de la falta de publicaciones de por acá, pero es que un par de asuntos me han tomado desprevenida. Por fin me estoy acostumbrando a mis nuevos horarios y me puedo sentar a escribir de nuevo. Vamos con la opinión sobre el libro:

Como en cada lectura de los últimos meses, esta ha sido una buena sorpresa. La edición que compré es muy económica y no tiene precisamente el aspecto más atractivo del mundo, además mi mala costumbre de comenzar varios libros a la vez me hizo postergar este por otros más simples. La realidad oscura del protagonista, las calles grises que transita y el ambiente opresivo son palpables desde el primer párrafo y por momentos me parecieron asfixiantes... hasta que pasé los primeros capítulos y me encontré con ciertas reflexiones. Me encariñé mucho con Winston Smith y me costó dejarlo ir con las últimas frases (los dos párrafos finales son espectaculares).

No dejé de pensar durante la lectura en la mente del autor al momento de escribir esta novela, o en el estado del mundo en ese entonces. Hay cosas que se corresponden demasiado bien con nuestra realidad actual, desde las modificaciones en el lenguaje (las palabras abreviadas de neolengua me traen al lenguaje de los sms o a la limitación de 160 caracteres de twitter) hasta el cambio de la mentalidad general en cuanto a las guerras, como cosas que ocurren siempre en los mismos sitios alejados y parecieran no tener fin. Pero el valor de esta historia no está solo en esos parecidos, fortuitos o no, (el Gran Hermano podría ser el Gobierno de EE.UU. para algunos) sino en la forma en que se nos introduce una historia inédita en su tiempo, difícil de superar por muchas obras hoy en día. 


Winston es un personaje que nos habla de la libertad de pensamiento y de lo que esto acarrea: la cordura como una cuestión de estadística, el fanatismo político, la constante persecución del Gran Hermano hacia la población, de los hijos hacia los padres, de los amigos y de los esposos entre sí. No solo hay telepantallas que registran lo que hace el individuo a toda hora, uno duerme con el enemigo en su casa también. Hay un romance en medio de todo aquello, y es muy interesante ver cómo hasta la naturaleza del amor y el sexo se distorsionan para adquirir otros significados en aquella sociedad. Prácticamente, amar a alguien de verdad es un acto de rebeldía terrible y, como tal, requiere de una fortaleza mental y espiritual muy grande.

La rebeldía tampoco significa lo mismo para todos los personajes. Y, de la idea a la
puesta en práctica, hay otras diferencias. Además, el eterno problema de las clases sociales y las teorías de Orwell sobre el asunto encajan muy bien con ambos mundos, el del interior del libro y el real. Cualquier aficionado a las teorías conspirativas encuentra en 1984 una fuente de inspiración inagotable (y yo tengo un poquito de eso, lo admito). 

En cuanto a la narración, como dije, el autor se las ingenió para reflejar cada aspecto de la opresión que siente Winston en su vida, pasando por sus momentos de reflexión, esperanza y rebeldía, de una forma en que el lector puede sentirlo con facilidad también. Algunos párrafos son bastante largos y densos, sin embargo cuando uno se acostumbra esto ya no es inconveniente. En especial, cuando llega el momento del clímax y todo se precipita hacia el final, todo fluye con rapidez y las páginas vuelan. Nota aparte para el final, creo que fue el broche de oro de esta historia. 

En conclusión, 1984 es una distopía que por momentos recuerda demasiado a nuestra vida actual. Una lectura especial para disfrutar de a poco, tomando nota de las mejores citas e imaginando cuál hubiera sido nuestro papel en la comunidad de Winston Smith (el mío seguro no hubiera sido la gran cosa xD).  

Calificación: 


Apto para: Todo lector amante de las distopías. Fans de las teorías conspirativas. Todo el mundo debería leerlo, en mi opinión.
No apto para: Nadie. Todos deberían leerlo, he dicho :P
Dulzura: Seamos sinceros, el autor se comió un limón antes de escribir esto.
Acción: Alguna explosión por ahí, pero nada más. 
Sangre: Un poco. Pero hay más sufrimiento mental.
Sexo: Insinuado de forma superficial.

(Aviso: No pongo más puntaje en números. Si lo terminé de leer es porque lo disfruté. Los que no termine irán en otra sección.)

Comentarios

  1. Este libro es para mi de los imprescindibles en cualquier biblioteca!! Muy buena entrada!
    Besos, nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Siempre he visto este libro en distintos lugares, pero jamás me he animado a leerlo, quizás ha llegado el momento.

    Saludos y gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas leerlo en algún momento, seguro lo vas a disfrutar.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Hace muchos años vi la película, que claro me supongo no supera el libro. Reconozco que es uno de mis pendientes, porque este libro ha pasado a ser un clásico imperdible, espero poder remediarlo pronto.
    Saludos y que bueno que estes de vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar ♥ No he visto la película, tal vez la busque en internet por estos días.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. ¡Hola guapa!
    La verdad es que este clásico lleva en mis pendientes desde hace mucho tiempo. La verdad es que no sé por qué aún no le he leído, pero lo haré prontito. Muchas gracias por la reseña tan estupenda <3

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias, Cyn, por visitar nuestro blog!!
    Será un placer y una alegría enorme sumarte a nuestros blogs afiliados! ;)
    Besos de todos los LEA!!! (Vani)

    ResponderEliminar
  6. Vaya, todos habláis maravillas de este libro. Al final tendré que hacerme con él.
    Muy buena la reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Creo que me podría gustar, así que lo apunto.
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  8. Ah, este libro es uno de mis grandes pendientes en la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el mío también, hasta ahora xD
      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Hola!
    Me pasó de disfrutar libros que leí en varios días, así que entiendo que eso no signifique que no te hayan gustado. Por ahí una quiere disfrutarlos más o parar a pensar un rato :)
    Mi gran problema para empezar el libro es que, pese a conseguir una edición bonita, la letra es pequeña >.< Pero algo que tengo que superar (o conseguir otro ejemplar xD) porque me llama mucho la atención, más con tu reseña. Quisiera ver cómo plasma esta sociedad George Orwell, cómo cambia los significados de algunas palabras que para nosotros son algo distinto y simple de definir o imaginar.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, la letra es pequeña, en especial en esta edición. Y la narración es densa al principio, al menos para mi gusto. Pero la verdad es que no creo que encuentre un libro que me guste más que este :3 Me he vuelto fan, jaja. Ahora veo algo en la tele, o escucho una conversación y lo relaciono con algo que pasa en la historia. Seguro que si lo lees te pasará lo mismo xD
      ¡Un beso!

      Eliminar
    2. Un gran clásico que, cada día que pasa, es más clásico

      Eliminar

Publicar un comentario