Reto: ¡Yo escribo! - Segunda pregunta

YoEscriboBannerSigo con la iniciativa del blog Eleazar writes, a ver si me pongo al día con las preguntas. La primera pregunta fue sobre quién era yo y la respondí con mi todo mi palabrerío. Ahora viene la segunda.
Éste es el reto ¡Yo escribo!

Segunda pregunta: ¿Cuál fue tu primera historia? Ésa que te impulsó a seguir escribiendo...


Debo confesar que comencé por medio del fanfiction. Solía pensar en finales alternativos o en continuaciones para mi serie de dibujos animados favorita, que en esa época era Scooby Doo. Sí, era chica, y eran pocos capítulos de manera que al poco tiempo ya me los sabía de memoria y quería algo diferente. 
Luego, de más grande, comenzó a gustarme el animé y entonces me atreví a escribir mis primeros fics. Reconozco que no era muy original y estaba llena de plagios a películas y a otros libros que conocía. Pero a los diecisiete años escribí mi primera historia más o menos trabajada y larga (tanto, que llegó a tener cuarenta y dos capítulos y yo no encontré forma de resolver la enorme cantidad de conflictos que había creado para los personajes y la abandoné).

Título: No lo recuerdo, y lo lamento muchísimo porque le dediqué tanto tiempo y esfuerzo que le tomé mucho cariño.

Sinopsis: Tampoco la recuerdo exactamente, pero era algo sobre un mundo postapocalíptico en el que los pocos seres humanos que quedaban estaban luchando entre sí y aliados con fuerzas extraterrestres por el dominio del planeta, o lo que quedaba de éste. (Sean buenos conmigo, era el año 2003 y yo lo único que miraba eran películas y series como Dragon Ball, Roswell, Xena y Stargate).

Personajes: Había creado todo un ejército, con representantes entre los altos mandos, algunos del medio y otros de lo más bajo. Tenía a Beryl y a Ángela, dos jóvenes que eran mis protagonistas, junto con Court y Devon que eran dos hermanos que habían quedado cada uno en un bando y no se enteran de que el otro sigue con vida hasta que se encuentran en el campo de batalla. 

Dibujos: Hice muchísimos, me encantaba hacer fichas de personajes, con sus armaduras según su bando. Compré un libro de dibujo en ese entonces y practicaba mucho. Pero un día tuve que mudarme y se me ocurrió la mala idea de tirarlos.

Creo que el problema que tenía mi historia era que la trama se anudaba cada vez más, con complicaciones y personajes apareciendo de todos lados, cada uno con su propia vida. No hubiera podido resolver semejante cantidad de cosas, pero la verdad es que en ese momento escribía sin pensar demasiado y lo disfruté.

Comentarios

  1. Yo también empecé a escribir historias muy joven, pero nunca han visto la luz editorial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mías tampoco, todavía no he enviado nada a ninguna editorial, no me atrevo.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. La verdad es que a parte de relatos inacabados escritos de forma individual en nuestra adolescencia, no hicimos nada más. Por fortuna, nuestra primera novela publicada fue la que nos dio el ánimo suficiente.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario