Los mejores planes, Sidney Sheldon

Título: Los mejores planes
Título original: The Best Laid Plans
Autor: Sidney Sheldon
Editorial: Emecé
Año publicación: 1997
Traducción por: Nora Watson
Género: Ficción
Sinopsis: “Esta mañana –anotó Leslie Stewart en su diario- conocí al hombre con el que me voy a casar.” Era una afirmación, ajena, por cierto, a los acontecimientos que habrían de ocurrir. Leslie, bonita y ambiciosa, descubrirá que, para ciertos hombres, el poder es el mayor afrodisíaco. Por su parte, Oliver, gobernador de un Estado del sur norteamericano, sentirá en carne propia la furia de una mujer engañada. Sidney Sheldon teje la historia del choque inexorable entre dos personas igualmente decididas y nos introduce en dos mundos de poder e influencia equivalentes: la política y la prensa.

Opinión personal: Sidney Sheldon escribió novelas sobre toda una variedad de personajes, pero debo admitir que la protagonista de ésta en particular me gustó mucho. No se dejen llevar por la horrible portada, esta es una historia que vale la pena leer.

Leslie Stewart es una mujer decidida, algo insoportable, bonita y capaz de lograr todo lo que se propone, hasta que se encuentra con un apuesto y brillante abogado, candidato a gobernador: Oliver Russell. El hecho de que ella sea una obsesionada por el amor que se juega todo lo demás por ese objetivo me hace pensar en las protagonistas de muchos libros, y a la vez me parece una villana genial. Porque, para mí, Leslie no es la heroína de esta novela sino la antagonista. Otros personajes que tienen gran peso en la historia, aunque son secundarios, son el senador Todd Davis y la periodista Dana Evans. Esta última peca un poco de Mary Sue, pero como es secundaria no me afectó demasiado. Además creo que hizo un contraste interesante con Leslie.

La historia se centra en el recorrido que hacen los personajes en su esfuerzo por llegar a las metas que se proponen. Algunos de ellos no conocerán los límites de lo correcto y lo incorrecto, lo heroico y lo peligroso, lo divertido y lo mortal. 
El título no me llamó demasiado la atención, aunque luego descubrí en San Google que estaba basado en un poema escocés llamado To a Mouse. Busqué el poema, por curiosidad, y la línea de la cual salió la idea de Sheldon es ésta:
"Los mejores planes de los ratones y los hombres / A menudo salen mal"
Y sí que tiene mucho que ver con la trama, eso no lo puedo negar. El ritmo de la narración es muy dinámico, el autor no perdió el tiempo en detalles innecesarios sino que nos llevó con agilidad de una historia a la otra, para conocer a todos los personajes que venían avanzando desde puntos distantes hasta encontrarse en un lugar común. 

La sensación que uno tiene al leer es la de que Oliver, Leslie, el senador Todd Davis y la periodista Dana Evans han ingresado en un laberinto por distintos extremos, y que lo recorren arrasando con lo que encuentran a su paso. El lector sabe que se encontrarán en algún momento y que será devastador, lo que no sabe es cuándo, ni cómo. Eso hace muy emocionante la lectura.

¿Lo recomiendo?: Sí, es un libro atrapante. Uno termina por llegar a la conclusión de que ciertas cosas relacionadas con la política y el periodismo son iguales en cualquier país, tanto las buenas como las malas. Lo único que no me gustó fue cierto machismo con respecto al tema de la infidelidad, pero supongo que lo único que hizo el autor fue reflejar cómo se viven esas cosas en posiciones tan cuidadas en las que se le da tanta importancia a la imagen pública. 

Puntaje:
3.5 / 5


Comentarios