Postal desde el horno

Hoy he vuelto a pensar en vos. Es el primer día del verano y mientras todos festejan, yo sólo suspiro imaginando cómo sería si lo pasáramos juntos. El clima se ha puesto insoportable y mi cuerpo, mis ganas, mis ideas, mis proyectos, todo me abandona por momentos para dejar el lugar a la necesidad de tenerte conmigo. Te he visto en el centro, mientras paseaba con mi novio de la mano y al saber que estabas ahí no pude evitar buscarte con los ojos, pero la añoranza fue tan enorme que no pude evitar sentir que estaba cometiendo una especie de traición. Volteé hacia otro lado antes de tenerte de frente, pasé de largo e incluso pude sentir tu aliento. Helado y reconfortante. Tan frío...

En la soledad de mi hogar es donde más siento tu ausencia, mis amigos, mi familia, los vecinos, todos comentan sobre eso. La época del año no ayuda en absoluto. Y lo peor son las noches, ni siquiera puedo dormir. Sueño con que algún día pueda tenerte conmigo y que me envuelvas en tu presencia, que es tan imponente y llamativa que es imposible de ignorar. Pero nada es definitivo y todo llega con el tiempo. Vas a ser mío, lo prometo. Sólo vas a tener que esperarme un poco más.
Esperame, que allí voy a estar para traerte a casa conmigo, aire acondicionado.

Sí, ya lo sé, el calor me está volviendo loca. Dejo tema alusivo y ¡feliz verano a todos!





Comentarios

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario